Skip to content

Intersticios

19/02/2010

Entrada revisada y corregida el 20/04/2012


Claudio Fraiman

Cristóbal Cobo, en la entrada de su blog e-rgonomic, titulada “aprendizaje ubicuo y flexible [conectivismo de 1910]“, nos habla del “aprendizaje ubicuo” (Bertram Bruce) y de las ideas anticipatorias que John Dewey (1859 – 1952) formuló hace ya casi cien años.

El 15 de febrero respondí a esta interesante entrada con el siguiente comentario:

Teniendo en cuenta las dos dimensiones de un aprendizaje “ubicuo”: la continuidad en el tiempo y la interrelación contextual, pienso ahora en la importancia que puede tener para los alumnos la reflexión metacognitiva de esos mismos aprendizajes.

Me refiero en concreto a lo que procuramos hacer muchos profesores de filosofía en secundaria: investigar sobre los esquemas de referencias que los jóvenes van construyendo en sus diferentes ámbitos de socialización.

Esta investigación filosófica o reflexión de segundo orden constituye una experiencia que pone como objeto el resto de los aprendizajes y los expande reflexivamente. En la idea de Gadamer, que dice que la autoconciencia de un aprendizaje es un aprendizaje nuevo.

https://carbonilla.files.wordpress.com/2010/01/investigar-con-ideas.pdf

Alejandro

Comentario a su vez contestado por Cristóbal:

Gracias Alejandro.

Da la impresión que es un tema en el que te has sumergido con toda la dedicación que demanda. ¿Qué crees? ¿Existe tal ubicuidad en el aprendizaje? ¿Es un concepto ligero o una buena excusa para poner la mirada en nuevas esquinas?

Finalmente, y seguramente para continuar más que terminar este intercambio, intento ahora desde este blog, dar respuesta a las preguntas de Cristóbal con la siguiente ampliación de mi comentario inicial:

No pienso que el concepto de aprendizaje ubicuo sea un “concepto ligero o una buena excusa para poner la mirada en nuevas esquinas”. Últimamente me he ido encontrando con otros conceptos afines, tales como, aprendizaje invisible ,  o aprendizaje expandido, continuadores ambos  de una larga historia de esfuerzos por renovar la escuela y los sistemas educativos en general; quizá ahora compelidos por una situación de crisis, respecto de la cual Internet y las nuevas tecnologías no son ajenos.

La importancia de los aprendizajes expandidos o invisibles parece reconocerse a partir de comprobar el porcentaje altísimo de experiencias educativas que se realizan en entornos no formales, esto es, por fuera de los muros escolares. Sumada la transformación permanente de los conocimientos, lo cual exige un aprendizaje continuado de contenidos y de competencias.

Las ideas que me ocupan últimamente, y que posiblemente no sean demasiado novedosas, giran en torno a la siguiente cuestión: Esta mirada que trasciende espacio-temporalmente las fronteras escolares, se me ocurre que habría que complementarla con una mirada hacia el interior de la institución para comprobar que, dentro de la propia escuela, también se dan procesos de aprendizajes “discontinuos”. Dentro del escenario escolar, pero principalmente en sus intersticios, en aquellos espacios y tiempos que consiguen escapar al control de la disciplina, el cumplimiento de objetivos y las evaluaciones. Intersticios que pueden abrirse en el recreo, en rincones secretos, en la hora de salida, en algunas actividades extraescolares, en celebraciones, semanas culturales, etc. Intersticios que por lo general son festivos, próximos al juego e incluso a la transgresión.

Habría aquí un material pedagógico de incalculable riqueza, que generalmente es desechado por ser considerado no relevante, e incluso disruptivo. Se trataría de pensar un modelo de escuela que por una parte no reprima o desprecie este material, es decir, una escuela festiva, promotora de experiencias singulares e intensas; y que, por otra parte, permita crear espacios reflexivos en los cuales estas experiencias puedan ser reflexionadas meta-cognitivamente.  Incluso ir algo más lejos: poder investigar las propias formas de esa reflexión, pensar en cómo se está pensando sobre esas experiencias, vivir el propio pensamiento como experiencia. En el mundo adolescente este trabajo de autoconciencia sólo puede desarrollarse en contextos altamente impregnados de contenidos emocionales, lo cual significa dificultad y  riesgo, que naturalmente no todos los docentes quizás estén dispuestos a asumir.

Imagino un tipo de Instituto de Enseñanza Secundaria en el que además del esfuerzo por aplicar didácticas participativas y activas, aquellas basadas en el principio de que “aprender es hacer” (Roger Schank), ofrezca un ambiente festivo o de aventura en el cual se valoren las “pedagogías de los imprevistos”; y, además, se promueva la reflexión metacognitiva y la autoconciencia (aquella que en algunos casos, cuando se da, queda relegada a la clase de filosofía). Un Instituto “poroso” que facilite la circulación hacia fuera y hacia adentro de experiencias e informaciones. En suma, un Instituto escenario de “experiencias narrativas”, aquellas que no se dan sólo cuando se leen o se narran historias, sino también cuando luego de vivirlas, dichas experiencias son de tal calibre que permiten y exigen ser narradas. Naturalmente que para que ello ocurra debería permitirse un contexto escolar familiarizado con situaciones de caos, aunque gestionado con buenas dosis de equilibrio emocional. ¡Menuda fantasía!

Anuncios
9 comentarios leave one →
  1. 21/02/2010 22:39

    Estimado Alejandro:

    “Vivir el propio pensamiento como experiencia”. Interesante!. Si la experiencia es fuente de aprendizaje y el pensamiento es también una fuente de experiencia. Entonces, siguiendo tu idea, podríamos (re)explorar la relación entre pensamiento y aprendizaje. Me ha gustado esto de no limitar el aprendizaje expandido, invisible (o sea el apellido que pongamos) a esta idea del aprendizaje informal relacionada (¿limitada?) con “hacer” cosas. Tu frase es sugerente, y ayudaría a ampliar el pensar, dialogar con las ideas, emociones, imágenes y otros “inputs” que sin duda también nos llevan a tomar decisiones, posturas, opiniones y en definitiva a aprender.

    ¿Cómo hacemos del proceso reflexivo una fuente de aprendizaje informal? ¿Se te ocurre algo más invisible que eso?. Te leo y pienso en Nonaka, Polany, Seely Brown, Dewey.

    También me parece muy interesante esta idea de la “pedagogías de los imprevistos” me suena muy en sinfonía con esto del “aprendizaje accidental”. Yo me resisto a pensar que la educación formal desaparecerá (llevamos décadas escuchando esas profecías) pero de igual forma, no dejo de pensar en lo sustantivo que resulta el que seamos capaces de crear escuelas, colegios y universidades con muros más pequeños pero con ventanas más grandes y puertas más abiertas. En tus palabras un “instituto poroso”. Abrir la posibilidad a los imprevistos, a los accidentes, a lo fortuito, a lo no planeado (tal cual como es la vida real) creo que ayudará a dinamizar todos estos aprendizajes y hacerlos más flexibles. Lo que alguna ves me animé a pensar como un modelo “abierto” de aprendizaje http://www.scribd.com/doc/22766612/Modelo-Abierto-de-Aprendizaje

    Me ha gustado mucho este video de Sagan sobre las 4 dimensiones (http://edutec-peru.org/?p=647). Me he quedado con la sensación de ser del mundo de 2 dimensiones (escuela actual) tratando de entender y ver una escuela de 3 dimensiones, para la cual temo no tener ni las imágenes ni las palabras necesarias para entrar en ella. Por eso la necesidad de remitirnos (por ahora) a esta idea de la invisibilidad….

    Gracias x las reflexiones,
    seguimos!

Trackbacks

  1. Competencias y filosofía « carbonilla
  2. Diario de clase 1 « carbonilla
  3. PLE y Trabajo de Investigación en Bachillerato « carbonilla
  4. Dario de clase (3): Aprender y estudiar « carbonilla
  5. Relaciones entre profes y cambio educativo « carbonilla
  6. Un escepticismo entusiasta «
  7. Lo que pensé durante el EGF10 «
  8. Notas a pie de aula: sentido y significado |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: